“Agua de muchos ríos afluyen continuamente al océano pero nunca lo desbordan. Del mismo modo, los deseos y apegos afluyen a la mente del sabio, pero este se mantiene en calma y nada lo perturba, como el océano en sus mayores profundidades”

“Bhagavad Gita”

 

La mente egótica siempre va a estar haciendo de las suyas, buscando aferrarse a lo placentero y huyendo de lo que nos incomoda, la cuestión es: ¿Dejo que la mente se apodere de mi y la sigo como el conejo que va detrás de la zanahoria? ¿O por el contrario la observo y la pongo a mi servicio?

 

Abrazos!!

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies